Almassora.com
 
 
Publicite
   
Inicio/ Noticias / Al otro lado del espejo

Noticias - Noticias Web - 09/01/2020

Al otro lado del espejo

iMG

Pedro Sánchez por fin ha sido designado presidente de Gobierno. Cuando pienso en los últimos años de su recorrido tengo que deducir que es un luchador tenaz y machacón.

Me viene a la memoria lo que decía Lewis Carrol, autor de Alicia en el país de las maravillas: Siempre llegarás a alguna parte si caminas lo bastante.

Sánchez tuvo que enfrentarse al aparato de su Partido y vencerlo en unas reñidas primarias para conseguir formar gobierno en minoría, aunque no pudiera sacar adelante ni un Presupuesto. Tras dos convocatorias de elecciones, formó coalición con Podemos (y otros apoyos), para triunfar en la más encarnizada investidura de la última historia de España.

El PP (y sus derivados) llevan unos meses con discursos cargados de mentiras, rencor, falta de buenos modales y amenazas propias de Fuerza Nueva o de épocas que creíamos ya superadas. Ellos son los auténticos patriotas y todos los que no piensen como ellos son rompepatrias. El PP, ahora, ha abrazado el discurso de la extrema derecha. Nunca reconocerán que los ciudadanos también eligieron como representantes suyos a gente de Podemos, Bildu, Teruel Existe, ERC y las otras formaciones que están en el Parlamento.

El PP y la extrema derecha son intolerantes; como la prensa carca. Conviene saber que solamente ellos son los enemigos del norte, sur, este y oeste de España. Parece mentira que buena parte de las agrupaciones políticas no tengan claro dónde están sus adversarios y cuál es el auténtico peligro.

Por poner un ejemplo: la Sra. Bassa, de ERC. Dijo en la sesión de investidura que la gobernabilidad de España le importaba un comino. Me sonó un tanto fuera de lugar; aunque puedo entender sus sentimientos personales. Pero este dolor por la hermana encarcelada no es que le aflorase de repente y superara a la diputada. No. Llevaba escrito su meditado discurso.

 En un momento así, uno no puede reprimirse y le increpa a la imagen del televisor: ¿Y entonces, si no te importa, por qué te presentas a diputada?

Resulta paradójico que una buena parte del independentismo haya votado lo mismo que la extrema derecha. Por motivos bien diferentes, claro.

 Algún amigo me argumenta que es porque estamos en un momento en el que no se atiende a razones, sino que lo que importa es el resultado.

A los que puedan pensar de esta manera les propongo hacer una distopía (se llama también anti-utopíaporque es su opuesto no deseable; son famosas distopías el “Fahrenheit 451” de Bradbury, el “1984” de Orwell y “Un mundo feliz”, de Huxley).

Vamos con la ficción: Supongamos que (por determinados razonamientos) ERC, Bildu, etc. hubieran votado no a la investidura.Sánchez no habría podido formar gobierno y estaríamos abocados a una tercera convocatoria de elecciones. No hace falta ser un lince para presagiar el clamoroso triunfo de la derechona del PP y de la extrema derecha de Vox. ¿Estamos de acuerdo?

¡Y durante veinte años no nos los quitaríamos ni con agua caliente!

Habría sido una estrategia torpe.

Me pregunto: transcurridos esos veinte años ¿los de Junts per Cat (y compañía) estarían más cerca de la “In-Inde- Independència”?

Nos lo tenemos que hacer mirar porque duele pasarse media vida votando con la nariz tapada y con el mantra del voto del miedo.

 Destaquemos que, con su voto, PNV, Bildu, ERC y otras fuerzas políticas han contribuido a librarnos de la derechona. Incluso se ha filtrado que los de Bildu estudiaron cambiar su voto de abstención y votar , ante el previsible caso de que se diera un tamayazo.

Deberíamos hacer una profunda reflexión sobre las verdaderas prioridades de la ciudadanía y las necesidades reales de nuestra gente. Porque lo que ha resultado de pensar con criterio llano es que vamos a tener el gobierno más a la izquierda de una Europa muy derechizada.

¿El resultado importa?

 

por A. Sánchez Torres


Empresa


Empresa
Noticias Web


Empresa


Banner


Banner
   
Almassora.com Aviso Legal Mapa Web Contacto