Almassora.com
 
 
Publicite
   
Inicio/ Noticias / La caterva

Noticias - Noticias Web - 21/12/2018

La caterva

iMG

Se nos vienen encima días de reuniones familiares y comidas de empresa. Una de las espinas del año. Recuerdo aquella frase que, con humor británico, decía: “Cómo me alegra recibir por estas fechas cartas de mi familia; son la señal de que están lejos”.
 
Desde que vinieron las lluvias, primero, y las noches fresquitas, después, me paso delante de la tele más tiempo del que sería aconsejable. La sensación que me queda es de saturación; de personajes y personajillos, sin fuste ni entidad alguna, que se enzarzan en interminables polémicas inocuas.
 
Una verdadera caterva. Los politicastros.
 
De los grandes: el Pablo, que lo veo como alelado (o con poco calor, por lo menos); el Casado, que -a pesar de sus risitas- cada vez pone más cara de asco, a lo Aznar; Rivera, el falso Macron, con su pinta de vendedor de biblias. Y Sánchez, que me descoloca bastante, la verdad.
 
Vienen luego los portavoces (o relación parecida): el socialista Ábalos (el hombre que dormía a las ovejas), la popular Dolors Montserrat (increíble su batiburrillo con Waterloo, las prostitutas, la herriko taberna y la luna), el de la formación naranja Juan C. Girauta (el tío que a los 15 años se hizo maoísta para ligar). Y los catalinos. A estos, échales de comer aparte: Tardá, Rufián…Etc., etc.
 
Cito, entre los “pasables“, a Valdoví (de Compromís, un Llauro com toca) y Esteban (Aitor, el del tractor).
 
Son la caterva. Un grupo sin unidad, desordenado y sin valor. Esta gente ha conseguido hartar al votante y aburrir al militante. Son los causantes del reciente desconcierto andaluz y de muchos otros males que se barruntan en lontananza. Lo decimos con aquella terquedad socarrona de los antiguos labradores: “esta noche ha llovido, mañana hay barro”.
 
Pues eso. Quedan ustedes avisados.
 
Una observación para final de año. ¿Se han fijado lo bien que corren las chicas? En este otoño tranquilo (y sin jaranas, altavoces, ni pa i porta) hay una docena de mujeres que practican en el Paseo de la playa. Lo hacen de una en una; suelen vestir de negro y corren aprisa, directo, con voluntad y decisión. Pienso que son la viva muestra del creciente papel de la mujer de hoy en esta sociedad. ¡Corre, mujer!
 
Porque, los que acumulamos unos años, recordamos que las chicas -no hace tanto no sabían correr como ahora; les faltaba práctica, iban como haciendo circulitos con los pies. Las chicas que veo en el Marítimo corren que se las pelan, con estilo y casi con furia. Una imagen alentadora en estos tiempos borrosos.
 
¡Que tengan un buen 2019!
 
Falta hace.
 
Marco Mellizo


Empresa


Empresa
Noticias Web


Empresa


Banner


Banner
   
Almassora.com Aviso Legal Mapa Web Contacto