Almassora.com
 
 
Publicite
   
Inicio/ Noticias / Sí, se puede

Noticias - Noticias Web - 16/04/2016

Sí, se puede

iMG

Si el 2 de mayo no hay investido presidente, el día 3 se convocarán nuevas elecciones.

     Es difícil que, a estas alturas, se alcance un acuerdo. Aunque ninguno de los cuatro partidos haya descartado esta posibilidad, vamos a tratar de analizar lo que ha sucedido.

     El PP de Mariano Rajoy  (atenazado por la corrupción, los sobresaltos de los papeles de Panamá o por cualquier otra cosa que surja cada mañana), no ha dado un palo al agua; como si permaneciendo en el ostracismo se resolvieran, una vez más, los problemas del país. Después de una legislatura de mayoría absoluta se granjeó el desdén de todo el resto de la Cámara y no ha podido lograr un mínimo acercamiento de ninguna formación.

     Ciudadanos  (el partido de Rivera, “inventado” por los banqueros y el Ibex 35 para neutralizar a Podemos por la derecha), ha tomado cierto protagonismo en las negociaciones por su pacto con el PSOE. Este acuerdo se antojaba inviable desde el principio y difícilmente se puede entender si no es como una jugada de Sánchez de cara a sus disputas internas (con la perona rociera, fundamentalmente).

    El PSOE, cada día está más desdibujado. Como consecuencia del cuestionado liderazgo de Pedro Sánchez (con los veteranos del partido -que no quieren ni que se mencione a Podemos- y con Susana Díaz), nos ha deparado un acuerdo junto a la derecha neoliberal de Rivera que ha cortado la otra vía de acuerdo, con los podemistas. Diríase que  el pacto con Ciudadanos era una discutible jugada dirigida a Andalucía; similar al acuerdo que permitió allí la investidura de la candidata socialista. Pedro Sánchez ha mostrado muchas vacilaciones, repitiendo una y otra vez mensajes vacíos ante un auditorio que ya no le escucha. Dice que ha pactado con Ciudadanos 200 medidas que hablan de emergencia social, lucha contra la corrupción, regeneración democrática, recuperación de los derechos laborales y reconstrucción del Estado del bienestar.

      Bueno, tal vez hablen. Pero ¿Resuelven?

       Ése es el problema. Sánchez critica que Podemos ha desoído el mandato de sus votantes (qué manía la de interpretar a medida lo que cada uno hemos dicho con nuestro voto) para “poner fin al gobierno de Rajoy”. Sin ánimo de conjeturar habría que hacer la reflexión de si lo que verdaderamente quería el votante de Podemos era sólo un cambio de gobierno o lo que quería era cambiar.

      Porque  se tiene que cambiar la situación laboral, el desprestigio de la clase política, la brutal desigualdad social y todos los grandes problemas que nos atenazan después de la indigencia de los liberales.

     Podemos también está sumergido en conflictos: de crecimiento y de difusión. El hostigamiento de los medios controlados por la banca ha sido durísimo, sacando a relucir a bombo y platillo rumores infundados sobre la financiación del Partido de Iglesias o sobre los noviazgos o el adormecimiento del niño de Bescansa…

     Hay, afortunadamente, diversidad de puntos de vista: Errejón sostiene que sería mejor haber dejado que Sánchez formase gobierno y fortalecer el partido como líder indiscutible de la oposición de izquierda. Quién sabe. Precisamente, Podemos cuenta con un nutrido grupo de jóvenes preparadísimos en los que hay que confiar plenamente. Son el fruto del movimiento del 15-M, el suceso político más importante, en nuestro país, en los últimos años.  Es la gente de Manuela Carmena, Ada Colau, los que han cambiado cosas, fomentado la ilusión y conseguido que se hable de política.

      Porque cuando uno se pone a buscar entre los políticos del PP, los cuadros de Ciudadanos o entre la alternativa a Sánchez, es para echarse a temblar.

      No hay color: Sí, se puede.

 

Por Marco Mellizo


Empresa


Empresa
Noticias Web


Empresa


Banner


Banner
   
Almassora.com Aviso Legal Mapa Web Contacto